lunes, 8 de octubre de 2012

Veranillo del Membrillo


Todos los años por estas fechas, y siendo fiel a su cita, se presenta lo que es conocido como el “Veranillo de San Miguel o del Membrillo”, uno de esos fenómenos meteorológicos a los que estamos tan acostumbrados.

El membrillo es una fruta cuya época de recolección es justamente en estos días.

  Como dice el refrán:

Frescura.
Vegetales sobre la mesa y el alfeizar.
Flores en el suelo, el techo y la pared.

Puede conviertirse en obsesión.
Siempre con control.


Esta entrada la quiero enfocar a la decoración de una casa cuando llega el Otoño.


Con la llegada del otoño se acaban las altas temperaturas veraniegas, aunque tampoco llega definitivamente el frío. Habrá los grados suficientes como para ir sacando poco a poco las prendas de manga larga.

Por ello también debes preparar tu casa para esta estación en que la temperatura no acaba de definirse. Reparte algunas mantas no demasiado gruesas por las habitaciones y la sala. Puedes colocarlas enrolladas, dobladas o de manera casual a los pies de la cama o en un brazo del sofá. Serán ideales por la noche cuando refresque y estés viendo la televisión, por ejemplo.





Sin embargo, no es necesario hacer grandes cambios ni realizar importantes inversiones para conseguir un ambiente otoñal en la casa, la cual depende en gran medida de lo atrevido que seas y del tiempo disponible.

Cierra los ojos e imagina un bosque en esta época. Las ramas de los árboles se muestran desnudas mientras el suelo se cubre de una alfombra de hojas de colores amarillos, rojos, naranjas y sus diversas variantes.

Transporta estas tonalidades a las estancias de tu casa. Evidentemente no es necesario que renueves el mobiliario, algo que supondría una gran inversión, basta con que juegues con los complementos para lograr que el otoño se instale en tu hogar.
Un cambio menor podría ser comprar una nueva funda para el sofá con los mismos colores. Forra los cojines de la sala y coloca unas cortinas de raso en las ventanas. Extiende alfombras, aún de pelo corto, por el suelo y cubre de almohadones tu cama.


 

Un buen centro de mesa o jarrón repleto de flores y frutos secos sirven para ultimar los detalles de tu decoración. Puedes comprar arreglos ya hechos pero es mucho más divertido si los confeccionas tu mismo. Si sales alcampo recoge las hojas que encuentres, es mejor si son de diversas tonalidades. Aquellas que no estén bien secas colócalas entre las páginas de algún libro y déjalas allí durante algunos días. Una vez tengas toda la vegetación recolectada seca, júntala en un ramo y rocíala con laca para el cabello para evitar que se desmenuce.




Otra buena idea es tomar varios vasos de cristal de diferentes tamaños y llenarlos de frutos secos como nueces o almendras y coronarlos con alguna flor vistosa.
Como idea general para este otoño, se trata de crear una ambientación más recogida, algo más abrigada y no tan ligera como en la primavera o verano.





Como puedes ver, son tips muy prácticos, sencillos y nada costosos que sin duda te permitirán tener un hogar con mucha calidez, color y esa sensación de días intensos y clima agradable para disfrutar con la familia en esta próxima temporada otoñal.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada